BONO DE 100 MIL PESOS AL TERCER HIJO: UN INCENTIVO A VALORAR LA FAMILIA COMO INSTITUCIÓN.

Lucía Muñoz Sandoval (RN) Pre Candidata a Diputada Distrito 33.

El Presidente de la República, Sebastián Piñera, entregó su último discurso al país el pasado 21 de mayo. En el dio a conocer todos los logros que ha alcanzado su gestión, los que muchas veces no han sido valorados, especialmente por la Concertación, para quienes la crítica siempre está preparada antes de hacerse los anuncios.

Entre los beneficios a los que podrá acceder la población y que el Presidente entregó el pasado 21 de mayo, destacó la entrega de 100 mil pesos para las familias que tengan un tercer hijo. Si bien se trata de una medida que ha sido criticada por parte del país, ya que muchos piensan que con 100 mil pesos es imposible mantener a un hijo, acá hay que ver el fondo del tema, que no es otra cosa que incentivar el reconocimiento que tiene en la sociedad la familia como institución y, en este caso aumentarla, con más hijos.

Sabido es que la natalidad en Chile ha disminuido, por ende en las próximas décadas el país tendrá una población de avanzada edad. Incentivar a las familias  chilenas a tener más hijos también apunta a que nuestra población tenga el recambio generacional correspondiente para así no transformarse en un país con una población longeva.

Más que el monto, la iniciativa de entregar 100 mil es buena, pero esto debe ir ligado con una serie de otras medidas que apunten a mejorar la calidad de vida de las madres y las familias chilenas. Entre ellas poder contar con más salas cunas que permitan a las madres poder dejar a sus hijos en un lugar seguro. Así ellas podrán insertarse en el mundo laboral, mejorar la atención primaria de salud, vale decir, que la entrega del bono de 100 mil pesos vaya asociado a que el hijo que llega a este mundo esté en buenas condiciones.

En este sentido la gratuidad de servicios debe ser en los sectores que realmente lo necesitan, no universal, ya que de esta forma la madre se sentirá apoyada y valorada con políticas de Gobierno que apunten a facilitarle la vida.

Por otro lado, es imposible dejar de opinar del actual escenario político que enfrenta el país, donde las descalificaciones han caído sencillamente en la falta de educación. Ver a Parlamentarios de la Concertación despidiendo al Presidente Piñera haciendo chao con sus manos, en una sesión solemne del Congreso, es algo impresentable.

Esto unido a lo que realizó el Diputado Comunista, Hugo Gutiérrez, quien vía twiter, trató de “idiota” al Presidente de la República mientras realizaba su discurso. Son hechos que demuestran que la clase política actual está cayendo es descalificaciones y faltas de respeto  que habla muy mal de quienes las realizan. A elevar el nivel de la discusión y preocuparse de entregar propuestas que realmente interesen a la población del país.

You can leave a response, or trackback from your own site.
Powered by WordPress | Download Free WordPress Themes | Thanks to Themes Gallery, Premium Free WordPress Themes and Free Premium WordPress Themes