EN EL MES DE LA HIPERTENSIÓN, UN LLAMADO AL AUTOCUIDADO: ¡CONOCE TUS CIFRAS!

Marcela Ragni Vargas Jefa de Carrera de Técnico en Enfermería Nivel Superior (TENS) IP-CFT Santo Tomás Rancagua.

Mayo es un periodo que como profesionales de la Salud queremos crear conciencia y hacemos un llamado al auto cuidado, para una de las enfermedades crónicas con mayor prevalencia en nuestro país.

Es considerada una enfermedad silenciosa, por la poca sintomatología que presenta, pero produce alto riesgo de mortalidad: la Hipertensión está presente en casi un 30% de la población, pero la mitad de estas personas no sabe que la padece.

La Presión Arterial es la medición de la fuerza ejercida por la sangre sobre las paredes de las arterias y el aumento excesivo de esta presión es llamado Hipertensión. Con el tiempo, en su aumento mantenido, va provocando deterioro capilar de los órganos más significativos de nuestro cuerpo, como el corazón, cerebro, ojos o riñón, siendo un importante factor de riesgo cardiovascular de patologías como Infarto Agudo al Miocardio, Accidente Vascular Encefálico o Insuficiencia Renal Crónica.

La Presión Arterial se registra en dos números. La primera cifra Sistólica es la fase de contracción del corazón y la segunda Diastólica, la fase de relajación. En nuestro país, una cifra mayor o igual a 140/90 mmHg es considerada Hipertensión. Este reconocimiento de números no solo debe ser evaluado una vez, sino que en al menos tres oportunidades en diferentes días y horarios. Mientras mayor es la cifra, mayor es el riesgo. Se considera una presión arterial óptima o normal a aquella cercana en números a 120/80 a 130/ 85 mmHg.

Existen innumerables factores que en su combinación pueden estar produciendo la Hipertensión. Es importante saber que es un factor de riesgo modificable, por tanto, cambiar el estilo de vida puede ser un factor clave en su mejoría.

Primero, es necesario conocer cuáles son mis números o cifras. En caso de que se presenten elevados, debe acudir al médico para evaluar las causas y recibir medicamentos, en caso necesario, que irán acompañados siempre de cambios en el estilo de vida.

Es importante considerar mejorar la alimentación, tenga en cuenta estos consejos:

  • Aumentar el consumo de frutas y verduras.
  • Disminuir el consumo de sal, sacando el salero de la mesa y evitando alimentos embutidos, preparados, envasados en latas o sobres, ya que el sodio también es utilizado como preservante de los alimentos.
  • Bajar de peso, evitando el sedentarismo por ejemplo con caminatas de mayor intensidad (30 minutos, tres veces por semana).

También recomendamos evitar el consumo de tabaco y participar de actividades para aprender a controlar el estrés, son de gran complemento hoy en día para evitar esta complicada patología. Considere que la Hipertensión es una enfermedad crónica, por tanto su tratamiento es a largo plazo y se evaluará según sus cifras: aunque me sienta bien no debo dejar los medicamentos. En este mes de la Hipertensión te invitamos a partir desde la base: a conocer tus números.

 

 

Popularidad: 1% [?]

You can leave a response, or trackback from your own site.
Powered by WordPress | Download Free WordPress Themes | Thanks to Themes Gallery, Premium Free WordPress Themes and Free Premium WordPress Themes