HOSPITAL DE RENGO CELEBRO MATRIMONIO EN UNIDAD DE PACIENTES CRÍTICOS.

La unión religiosa se efectúo gracias al Proyecto de UCI humanizada.

Cuando hablamos de matrimonio nos imaginamos a una novia vestida de blanco con su prometido de esmoquin, no pensaríamos en un evento de estas características efectuado en un recinto hospitalario, pero cuando existe voluntad y un equipo comprometido tanto en el resguardo de la seguridad como en generar instancias de confort para pacientes que se debaten entre la vida y la muerte… todo es posible. Bajo este marco, la UCI del Hospital de Rengo celebró el matrimonio entre el paciente Gerardo Cataldo y su pareja Carmen Martínez.

“El modelo de gestión que ha implementado la Unidad de Pacientes Críticos en el Hospital de Rengo, tiene que ver con humanizar la actividad médica y la acción de sanación, por lo tanto,  es importante que pacientes que están padeciendo  en condiciones que están lejos de lo terapéutico, puedan cumplir sus sueños, por ende estamos preocupados no sólo de la sanación física sino que también de lo espiritual, con el objeto que puedan estar en paz y transcender”, enfatizó el director del Hospital Ricardo Valenzuela Sáez Osvaldo Pontigo.

“Como Unidad de Pacientes Críticos del Hospital de Rengo fuimos los pioneros en proponer un modelo de gestión de Humanización de la UCI,  con la seguridad del caso para que no sólo pueda producirse un matrimonio, sino que puedan visitar más familiares a los pacientes, que puedan venir mascotas cuando sea prudente, bajo ciertas reglas, que contemos con música dentro de la sala y hacer el ambiente de permanencia en la UPC de los pacientes  mucho más agradable, para que los ruidos que se escuchen no sean de los monitores, sino de risas  y camaradería”,  recalcó el Jefe de la UPC, doctor Rolando Marín.

Al respecto, la médica de la UPC y del Servicio de Urgencia, María Fischer indicó que “es un matrimonio por la iglesia que se armó rápidamente en dos días, se les preguntó  a la familia si deseaban concretar el matrimonio y que podían realizarlo en la UPC, otorgándoles las factibilidades con los resguardos necesarios”.

Sobre su matrimonio, la novia Carmen Martínez manifestó que “estoy contenta y agradecida de todos,  ya van 40 años que estamos juntos, antes le propuse matrimonio  y me dijo que no y ahora él me lo propuso. No sé si Dios pondrá de nuevo el milagro, pero  sino estamos juntos hasta el último día de nuestras vidas”.

Del mismo modo, Leslie Cataldo, hija del matrimonio expresó que “hace cuatro días que estaba lúcido mi padre, le pidió matrimonio a mi mamá. El Jefe de la UPC, junto al equipo nos otorgó todas las facilidades para realizar la unión. Mi papá tiene enfisema pulmonar, insuficiencia cardiaca renal, tiene ya todos los órganos comprometidos, pero el poder realizar el matrimonio en el hospital fue hermoso, nunca lo había visto antes, estuvo lleno de emociones, sentimientos encontrados, pero mi papá y mi mamá están felices, eso es lo principal”. 

Por su parte, María Burgos Martínez, hijastra de Gerardo Cataldo, comentó que “estoy contenta de que ellos se hayan unido, quedó tranquilo y feliz mi padre, ese era su deseo, está en paz y eso es lo que deseamos todos”.

Sin duda un excelente ejemplo del buen trabajo que llevan a cabo en el Hospital de Rengo, donde conjugan profesionalismo, equipamiento y mucho corazón.

Popularidad: 1% [?]

You can leave a response, or trackback from your own site.
Powered by WordPress | Download Free WordPress Themes | Thanks to Themes Gallery, Premium Free WordPress Themes and Free Premium WordPress Themes